Se dice que el barbecho consiste en dejar de sembrar la tierra periódicamente para que se regenere. Por lo general, durante el barbecho la piel se airea y se ara, pero no se cultiva. Esto permite desterrar las malezas e incrementar la humedad de la tierra, de los cuerpos desnudos, recuperando lo que se pierde con el cultivo.

A través de la tensión del hilo, Desirée Rubio De Marzo subraya el cuerpo femenino como tierra, la piel como espacio de trabajo, el cuerpo desnudo como terreno que airear. En barbecho no se pretende sepultar la herida, sino soplarla, darle más aire en lugar de exiliarla. Con el bordado se produce ese recogimiento que prepara la piel, esa piel que parece algo profundo, para volver a sembrar.

*Edición única de 100 ejemplares originales numerados y firmados.

Categories

Barbecho

  • 968_front_big

  • 969_front_big

  • 970_front_big

  • 971_front_big

  • 972_front_big

  • 973_front_big

  • 974_front_big

  • 975_front_big

  • 976_front_big

  • 977_front_big