En barbecho

Cuerpo arado y piel zurcida, líneas de cultivo y surcos para que corra el agua. Nadie puede vetar nuestra propia piel como la manifestación más inmediata de la cercanía y del encuentro con nosotros mismos. El barbecho como estado mental es un canto al autocuidado solitario y en compañía.

Se dice que el barbecho consiste en dejar de sembrar la tierra periódicamente para que se regenere. Se dice que durante el barbecho la piel se airea y se ara, pero no se cultiva. Esto permite desterrar las malezas e incrementar la humedad de la tierra, de los cuerpos desnudos, recuperando lo que se pierde con el cultivo. En barbecho el cuerpo femenino es como la tierra, la piel es el espacio de trabajo para rezurcir y resarcirse, el cuerpo desnudo es el terreno que airear. En barbecho no se pretende sepultar la herida, sino soplarla, darle más aire en lugar de exiliarla. En barbecho la piel se recoge para volver a sembrar. En barbecho nos abrazamos con las yemas de nuestras propias manos que son nuestro destino. En barbecho estamos en nosotras mismas:
en los dedos está el centro.
En barbecho estás en ti y estoy en mí. En barbecho estás en mí.

Edita: Escrito a lápiz
Primera edición: abril 2021 Madrid
Cartel impreso en papel Fedrigoni Extraprint splendorgel extra white
Gramaje: 160 g
Tirada: 50 ejemplares
Formato: A2 (42 x 59,4 cm)

Categories

Cartel Barbecho

  • 1007_front_big

  • 1008_front_big

  • 1009_front_big